“Tú eres azul cobalto” viaja a México (final)

Plaza de los Mariachis
Plaza de los Mariachis

Regreso a la realidad

Aunque no se sepa bien qué es la realidad y qué es lo imaginario, era parte del argumento con que Juan José Millás nos deleitó a todos los asistentes en la conferencia del pasado jueves en la Feria del Libro de Guadalajara. Nunca escuché una conferencia igual, el auditorio compuesto por más de cuatrocientas personas rompió (rompimos) a aplaudir y se puso (nos pusimos) de pie en señal de agradecimiento, porque Millás consiguió, indefectiblemente, lo que se proponía en su charla, incitar a la lectura. Todos nos fuimos de la sala con pena porque hubiese acabado tan pronto, con ganas de leer mil libros seguidos, y con esa sonrisa boba que se le queda a uno cuando ha disfrutado de verdad, cuando ha llorado de risa (magistral su historia de las oposiciones a telefonistas en la comunidad de Madrid), cuando se percata de que está en medio de razonamientos apabullantes (estudiamos en el colegio el aparato reproductivo, respiratorio, pero no el aparato imaginario, y sin embargo estamos todo el día imaginando), cuando se es consciente de que la originalidad (su otro yo que estudia inglés y que le despierta de repente por las noches y él le dice: what do you want?) y los tiempos (cómo varía la atención de los chicos cuando les imparte la charla) son deslumbrantes, precisos y adecuadosUna obra maestra la charla de Millás del pasado jueves, sólo por escucharla valió la pena ir a Guadalajara.

Pero además también tuve la oportunidad de escuchar a Ricardo Piglia, Tomas Eloy Martinez, Fernando Iwasaki, Jorge Volpi, Santiago Roncagliolo y a un desconocido para mi que se llama Eduardo Subirat, un outsider (todos los libros que hay en esta feria son una basura -se atrevió a decir-) que también tenía razonamientos de interés. Me gustó mucho un comentario que realizó Iwasaki, defendiendo la narrativa visual que impera estos días entre los narradores jóvenes frente a la narrativa anterior a la explosión del cine (algo que ya he comentado en blogs posteriores), Iwasaki, reconociéndose él en la seguna, dijo que simplemente son dos formas distintas de escribir, sin desmerecer una ni la otra. Cuando terminó la charla me acerqué a comentarlo con él, pero se olvidan los críticos de esta forma de escribir más visual -me dijo- que ya Truman Capote (1954-1984) escribía así. Leeré a Capote, mi intención para estas navidades es meterme con los norteamericanos: Capote, Auster, Dos Passos.

¿Y por qué quiero leer eso?, ¿Y por qué escribo?, un usuario de esta web ha comentado que se queda con ganas de conocer las respuestas que dí a las rebelditas platicadoras (ver post anterior), así que en el próximo post intentaré responder a estas preguntas… También hubo tiempo en la Feria para comprar libros, por los mexicanos me recomendaron a Elmer Mendoza (compré una revisión del autor sobre la novela de Rulfo, Pedro Páramo), también a Eduardo Subirats (un ensayo sobre el concepto de la belleza en las vanguardias), una nueva biografía de Frida Kahlo por Raquel Tibol (una de sus biógrafas más importantes y a la que tuve la suerte de hacerle llegar un ejemplar de “Tú eres azul cobalto”). Mi editor me regaló “Fruta Verde” de Enrique Serna (una novela que trata sobre un autor novel). En el aeropuerto, con los pesos que sobraban, en edición de bolsillo “Gracias por el Fuego” de Benedetti y “El Vuelo de la Reina” de Tomás Eloy Martinez. Y por último, algo raro y original, la versión en comic del clásico de Proust “En busca del tiempo pérdido”. Me llamó tanto la atención este comic que fui a su presentación, y el autor confirmó mis expectativas, cuatrocientos mil ejemplares vendidos en Francia, por fin -afirmó- muchos de los franceses pudieron saber de qué iba “En busca del tiempo perdido”. Así que leeré con atención este primer tomo: “Por el camino de Swann”

Y por último y no menos importante -además de la agradable ciudad de Guadalajara y sus habitantes-,  el stand del Gobierno de Canarias, el interesante debate con los editores canarios, con la Dirección General del libro, con promotores culturales… Finalmente fueron cuatro los ejemplares de “Tú eres azul cobalto” que se vendieron en los cinco días de feria, la novela entregada a unas cuantas editoriales mexicanas a ver si alguna está interesado en publicarla, el ejemplar que le pude dedicar y hacer llegar a Raquel Tibol… no estuvo nada mal la participación en la Feria del libro de Guadalajara ¿no creen?

Aspecto de la Fería
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s