Literatura canaria sin complejos

Pan de Leña
Pan de Leña

Pan de Leña, de Ana Criado

Dice Cristóbal Rodriguez, un lector que ha contactado conmigo a través de esta página web, que “le alegra que se haga buena literatura en Canarias, ya que siempre creemos que todo lo que viene de fuera de estos peñascos atlánticos es mejor”. Y aunque personalmente no pretenda mostrarme pretencioso por la opinión de Cristóbal sobre “Tú eres azul cobalto” (novela que será mejor o peor según la visión subjetiva de cada lector) sí es cierto que su frase me viene de maravilla para iniciar este post sobre el libro de artículos periodísticos de Ana Criado, “Pan de leña”.

La afirmación es cierta, solemos caer en el grave error de valorar siempre mejor lo que viene de fuera. Justamente hace unas semanas leía también un comentario de Cecilia Domínguez en un pequeño librito (librito por el tamaño) sobre Viana titulado: “A Viana, en desagravio” título que, según comenta la autora, se debe a que Canarias ha cometido con Viana el pecado provinciano de siempre: subestimar todo aquello que nos es propio, para dar más importancia a todo lo que nos viene de fuera. Y esto no solamente pasa con Viana y con la escritura, probablemente en casi todos los ámbitos ocurra lo mismo, sea en la literatura, en el cine, en el  teatro, en la danza… y tampoco hace falta que nos refiramos exclusivamente al mundo de las artes, en mi faceta de economista también vislumbro muchas veces este mal endémico que me imagino no será únicamente canario.

Ahora voy a ceñirme exclusivamente a la experiencia de los libros sobre los que he hablado en este blog, trece libros hasta el momento de los cuales cuatro de autores canarios, y puedo asegurar, bajo mi subjetiva opinión, que tanto El caso Sankara de Antonio Lozano, como Suerte Mulana o Extraña Estancia de María Jesús Alvarado, o ahora Pan de Leña de Ana Criado, son libros de alta calidad que nada tienen que envidiar a otros autores que no sean canarios y que quizás sean más reconocidos en estas propias islas.

Con “Pan de Leña” todo empezó bien, desde el día de la presentación en la que Domingo Báez ofreció una disertación brillante sobre el libro de artículos periodísticos de Ana Criado. Recuerdo que me sorprendió, Domingo Báez (al que yo desconocía por completo) comparaba a Ana Criado con columnistas como Rosa Montero, Maruja Torres y otras grandes firmas nacionales que todos conocemos. Y no solamente las comparaba, sino que decía que “ya quisieran ellas ya, ya quisieran ellas escribir y transmitir de la misma forma en que lo hace Ana Criado”. Yo, que apenas había leído unos cuantos artículos de Ana Criado de los que casi ni me acordaba, sin duda impresionado por la espléndida exposición de Domingo Báez, decidí creérmelo, compré el libro y poco a poco lo voy leyendo para comprobar que, efectivamente, Domingo Báez no se equivocó en nada.

Tampoco se equivoca Jorge Millares al comentar en el prólogo de “Pan de Leña”: “(…) además la cultura, el medio ambiente, el amor, el sexo, el poder adquisitivo, todo lo que nos afecta pasa por sus caracteres para describirlo con sarcasmo y apabullante consistencia, haciéndonos reír con esas aspiraciones/frustraciones cotidianas que nos ayudan a levantarnos cada mañana para intentar que en cada giro, nuestro planeta amanezca algo mejorado, aunque sea un poquito”.

El trabajo de escritor lógicamente no solo consiste en escribir, también, y entre unas cuantas cosas más, documentarse. A mí personalmente me gusta leer sociología y psicología, y entre los autores que más consulto: Jose Antonio Marina, Vicente Verdú, Inés Alberdi, Gil Calvo entre los españoles, y entre los extranjeros Lipoveteski, Sennett, Beck, Debord, etc. Bueno, pues a veces, leyendo los artículos de “Pan de Leña”, me da la impresión de que todos son Ana Criado: artículos que analizan la actualidad que nos rodea, tocando siempre temas cercanos y actuales, con un agudísimo sentido crítico y una capacidad de observación admirable, coincidiendo (al menos yo) en sus conclusiones, y siempre con una originalidad en su escritura y un desparpajo capaz de provocarte una buenas y grandes carcajadas (¡y qué bueno es cuando uno se ríe leyendo!).

Entonces he aquí mi pregunta, ¿Por qué a Ana Criado no la conoce casi nadie en Canarias y sin embargo a otras firmas de similar calidad a la de ella las conoce todo el mundo? Ojalá que la recién creada Asociación Canaria de Escritores a la que pertenezco nos ayude a que en un futuro no sea tan necesario hacernos esa pregunta…

A Viana, en desagravio
A Viana, en desagravio
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s