Una historia sobre África

Kuma
Kuma

Kuma, de Ferrán Iniesta

Que los años de la esclavitud son los años más deplorables de la historia de África ya lo sabemos, o al menos lo suponemos, porque probablemente la esclavitud nos suene a una de esas palabras que de tanto repetirlas dejan de tener sentido. Sí, la esclavitud fue una desgracia, pero no somos capaces de precisar con exactitud el verdadero alcance de esa desgracia. En cualquier caso nuestra ignorancia es normal, nunca hemos estudiado historia africana así que no tenemos porqué saberlo. A aquellos que les interese un poco más todo lo que sucede en ese vastísimo continente, pueden empezar por la historia, es la historia la que nos aclara lo que sucede en nuestros días, entre los pocos libros que tenemos en español sobre temas africanos, Kuma, Historia del África Negra, de Ferrán Iniesta, que acabo de terminar de leer.

Y precisamente ha sido la esclavitud lo que más me ha sorprendido de este interesantísimo Kuma. A principios de 1400 los portugueses inician sus expediciones a África y comienza el drama de la esclavitud. Previamente a la llegada de los europeos, las poblaciones negras de África Occidental mantenían un asiduo comercio con las caravanas árabes que atravesaban el desierto del Sahara, los negros vendían a los árabes oro, hierro, marfil y esclavos. Cuando los europeos llegaron a las costas africanas empezaron a demandar esclavos, y éstos pasaron a ser el principal producto comercial de la época (algo así como el petróleo en nuestros días). El procedimiento era el siguiente: los europeos apenas se adentraban en territorio africano, se quedaban en los puertos desde donde ejercían una fuerte demanda del producto «esclavos». Los oferentes, las tribus africanas, salían a la caza de esclavos entre las tribus vecinas, y con esas capturas atendían la demanda cada vez mayor de los europeos. Se me hace difícil imaginar las consecuencias de esa fuerte demanda, todas las tribus africanas enfrentadas entre ellas para conseguir el producto en boga de la época, qué mejor manera de sembrar discordia, desconfianza, enemistades y guerras entre las poblaciones de un mismo territorio. El comercio de esclavos duró cuatrocientos años, ¿es posible vivir en ese estado de enfrentamiento durante cuatrocientos años? ¿qué terribles consecuencias causa sobre las mentalidades de las poblaciones?

En 1807 el Parlamento Británico es el primero en abolir la trata negrera. Los europeos se encuentran con que su chollo se ha acabado, que ya no pueden hacer dinero en África, y como el «cuánto más mejor» es uno de los principios por los que se rigen los seres humanos, los europeos deciden buscar otras riquezas africanas que encuentran en las materias primas, su afán no es otro que sacar el máximo rendimiento con el mínimo coste posible. Nombra Ferrán Iniesta la forma vertical de los países de la costa occidental africana, en la que los europeos sólo se preocuparon de abrir un puerto y construir una carretera vertical hacía el interior, donde estaban las materias primas, y no había más inversión que esa (independientemente de que la colonización inglesa o francesa tuviese distintas peculiaridades). En esa tarea de extraer sin dejar nada a cambio, como había mucho jaleo de puertos abiertos por europeos de distintas nacionalidades en áreas geográficas no delimitadas, se decide hacer una conferencia en Berlín en la cual los países europeos con presencia en África se reparten los distintos territorios africanos como si se tratara de un juego: una línea recta aquí, para ti esta parte para mi la otra, me da igual cuáles son los intereses de los locales porque lo que importa son los intereses nuestros… Probablemente, la conferencia de Berlín de 1885, haya sido el mayor desastre jamás generado por una decisión consensuada entre los humanos.

Pues una vez  que cada paisito europeo ya poseía su territorio africano, deciden proseguir con su explotación en forma de colonización cien años más (en total quinientos años de explotación y saqueo) hasta que surge la época de las independencias en las que los colonizadores se retiran, dejando los nuevos países africanos patas arriba, pero colocando en el poder a africanos europeizados, a los que les sugieren que, para acceder al apoyo financiero y técnico de las metrópolis, tienen que hacer lo que ellos le dicten.

Y así llevamos casi cincuenta años, en los que los africanos (con todos sus defectos e imperfecciones) por un lado, se encuentran con unos países por los que parece que han pasado quinientos años de terremotos y no saben cómo ni por donde empezar la dificilísima reconstrucción, y por otro, sufren el talante inquisidor de Occidente para que se adapten en todo lo posible a unas condiciones, impuestas y culturalmente ajenas, que deben conducirles a devolver la deuda generada por los préstamos que los occidentales les van realizando.

Hoy en día Ghana es uno de los países más prósperos de África, curiosamente los Ashanti, (las tribus pobladoras de lo que era Ghana durante el periodo de la esclavitud), realizaron un pacto de no agresión esclavista por el que mantuvieron la integridad de su territorio durante aquellos cuatrocientos años. Qué importante es la historia, qué importante es conocer la realidad de África para poder comprenderla. Y para acabar una estrofa de una canción de Pedro Guerra que dice: El hombre blanco solo vio lo blanco, se empeñó en lo blanco, sólo piensa en blanco

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s